¿Qué es el dolor de muelas?

El dolor de muelas o dolor de dientes con frecuencia se produce cuando la porción interna de

un diente (llamada pulpa) se irrita o inflama. La pulpa o el nervio de un diente contiene terminaciones nerviosas que son muy sensibles al dolor. La inflamación de la pulpa se conoce como pulpitis. Este dolor puede puede ser espontáneo o provocado por cualquier cosa que tenga contacto con el diente lo cual incluye masticar alimentos, tomar líquidos calientes o fríos.


Es importante agregar que dolor en el ángulo de la mandíbula cause dolor al abrir la boca. Esto es probable a que la articulación temporomandibular (ATM) se haya lesionado o inflamado lo cual puede ocurrir por una lesión o simplemente por tratar de comer algo demasiado grande.

¿Qué causa un dolor de muelas?

Las causas más comunes del dolor dental son las siguientes:

  • Caries dental

  • Rechinar o apretar los dientes

  • Fracturas dentales

  • Rellenos o coronas con fallas o fugas o dañados

  • Movimiento ortodóntico - aparatos ortopédicos (frenos)

  • Abscesos o Infecciones

  • Muelas del juicio impactadas

  • El embarazo

  • Enfermedad periodontal

  • Recesión de las encías: exposición de la raíz del diente

  • Erosión ácida

  • Herpes labial o llagas

  • Trastornos de la articulación temporomandibular (TMJ)

  • Apnea obstructiva del sueño

  • Problemas de oídos, nervios, senos paranasales o músculos

¿Qué síntomas y señales pueden acompañar a un dolor de muela y cuando debo buscar atención profesional?

Los dolores de dientes o muelas pueden variar de un nivel leve a severo. Si el dolor es intenso o persiste durante más de 15 segundos después de que cesa la exposición a la presión o la temperatura, esto podría indicar un problema más grave. Si hay una inflamación grave del diente, el dolor puede irradiarse a la mejilla, la oreja o la mandíbula.


Las alertas más comunes que necesitamos buscar atención profesional incluyen los siguientes:


  • Dolor al masticar o dolor espontaneo

  • Sensibilidad al aire y a los líquidos calientes o fríos

  • Sangrado o secreción alrededor de un diente o encías

  • Mal olor o sabor metalico

  • Hinchazón alrededor de un diente o hinchazón de la mandíbula o la mejilla indican una infección avanzada que pueda requerir drenaje, antibióticos y en casos severos hospitalización.

  • Lesión o trauma en el área como un golpe o accidente

  • Dientes quebrados o fracturados

  • Fiebre

  • Incapacidad de abrir la boca normalmente o tragar


Cualquier dolor en la mandíbula que ocurra con dolor en el pecho: aunque el dolor de mandíbula es más comúnmente causado por enfermedad dental, a veces se refiere dolor de otras áreas. Las personas con enfermedades cardíacas, especialmente las personas a las que se les colocaron stents, personas con diabetes o las que se han sometido a una cirugía cardíaca, pueden tener dolor en la mandíbula como síntoma de un ataque cardíaco (infarto de miocardio) o angina (isquemia). Si el dolor de la mandíbula o del diente se asocia con aturdimiento, sudoración o dificultad para respirar, el paciente debe consultar a un médico de inmediato.

Cualquier síntoma mencionado anteriormente en personas que padecen de un sistema inmunológico debilitado, diabetes o usan esteroides es importante atender pronto. Las infecciones dentales y de las encías en personas con estas condiciones pueden requerir un tratamiento más agresivo. Un absceso puede necesitar ser drenado o puede requerir antibióticos por vía intravenosa, por ejemplo.


¿Hay remedios caseros para los dolores de muelas?


Analgesicos como acetaminofén (Tylenol) Aleve o ibuprofeno (Advil) pueden proveer un alivio temporal antes de una evaluación profesional. Evite los alimentos muy fríos o calientes porque pueden empeorar el dolor.

Un remedio casero para aliviar el dolor es morder una bola de algodón empapada en aceite de

clavo. El aceite de clavo está disponible en la mayoría de las farmacias. El ajo contiene una sustancia química llamada alicina, que actúa como un antibiótico natural y puede combatir una infección dental. Simplemente el consumir más ajo a través de la suplementación o como ingrediente en los alimentos diarios puede ayudarnos a disminuir la vulnerabilidad a las infecciones. Para ayudar a aliviar el dolor, el ajo puede triturarse y mezclarse en una pasta con un poco de sal y aplicarse en el área infectada. Esto no curará la infección, pero puede ayudar con el dolor de los dientes y evitar que la infección crezca o se propague.

La aplicación de gel de alivio medicinal como Orajel en el área afectada puede aliviar el dolor en algunos casos.

Si el dolor ocurre al abrir ampliamente su boca, la articulación temporomandibular (ATM) puede ser la fuente del dolor. Bostezar o tomar un bocado grande de comida puede intensificar el dolor. Para controlar este tipo de dolor a corto plazo, se deben evitar los alimentos duros o pegajosos, aplicar calor húmedo a la mandíbula y evitar abrir mucho la boca. Una cita con su dentista ayudará a determinar la causa y la dirección del tratamiento.

¿Cuales son los tratamientos para un dolor de muelas?

Cuando experimentamos un dolor de muela, por lo general no pensamos en nada además qué cómo deshacerse del dolor. Puede ser una experiencia dominante y debilitante. La persona

afectada debe tener una evaluación dental tan pronto como sea posible para determinar la causa. A veces puede ser solo dolor que aparece y desaparece. Otras veces, el dolor es indicativo de una enfermedad grave. Su dentista hará un examen clínico, tomar radiografías o realizar otras pruebas clínicas para localizar el origen del dolor de muela.

Analgesicos de prescripcion y antibioticos pueden ser recetados por su odontólogo. Una inyección de anestésico local alrededor del diente para controlar el dolor puede ser necesaria. En ciertos casos su odontólogo puede aconsejar la aplicación de un barniz desensibilizante o un tratamiento con fluoruro para ayudar a fortalecer el diente y sellarlo en caso de que su muela o diente sea candidato para esto.

Se puede determinar que es necesario hacer una limpieza profunda para eliminar las bacterias dañinas y la placa o sarro que queda atrapada debajo de la línea de las encías. Un paciente puede necesitar rellenos en caso de que su odontólogo encuentre caries dental. Una caries profunda o un diente fracturado pueden necesitar una corona o un conducto radicular (limpiar el nervio del diente y sellar la raíz). Si el diente está muy deteriorado quebrado o dañado, la opción indicada es removerlo. Esto proporcionará un alivio rápido del dolor de dientes. En caso de que se determine que el dolor que experimenta es de origen muscular (e.j. rechinar dientes, stress), su odontólogo puede indicar el uso de una pieza llamada guarda nocturno la cual es fabricada a su medida en un laboratorio dental. Así mismo, el uso de relajantes musculares pueden ser recetados.


Si ha pasado ya un tiempo desde su última visita dental, es posible que hayan múltiples factores que contribuyen al dolor de diente(s). En esta situación, su odontólogo priorizará el tratamiento dental en orden de gravedad. Es probable que se le recomiende procedimientos que se encarguen primero del dolor o la infección, seguido del tratamiento de los dientes que puedan causar dolor o infección y una limpieza dental. El objetivo será proporcionar alivio inmediato y luego trabajar para crear una atmósfera de salud futura.


¿Listo para reservar una cita dental? En Adventure Dental atendemos a familias y niños. Si se encuentra en el área de Dallas / Garland, contáctenos 214-396-9494 para hacer una cita.

2 views

Adventure Dental

301 E Centerville Rd

Garland, TX 75243

For Life-Threatening Emergencies Call 911

© 2023 by Adventure Dental Family Practice